PIB e as dimensões do progresso social (em espanhol)
sliderhome_6
Categoria: PUBLICAÇÕES

Una vez que los países alcanzan ingresos de nivel medio alto y alto, los recursos parecen suficientes para satisfacer la mayoría de las Necesidades Básicas. Sin embargo, los países pueden alcanzar un alto estatus de ingresos sin lograr altos niveles de Oportunidades para sus poblaciones. Necesidades Básicas tiene la correlación más fuerte con el PIB per cápita (0,92), y aumenta de manera más marcada con el ingreso en los niveles inferiores y sigue aumentando, aunque más lentamente, incluso a niveles de altos ingresos. Sin embargo, para los países de bajos ingresos, encontramos que incluso con  ingresos similares, su desempeño es diferente en Necesidades Básicas. Esto sugiere que cuando los recursos son sumamente limitados, lo bien que un país utilice esos recursos puede impactar de manera relevante en una mejor provisión de las Necesidades Básicas de su población.

Dentro de Necesidades Básicas, Nutrición y asistencia médica básica es un área en que los países de altos ingresos tienen puntajes sumamente altos, todos por encima de los 90 puntos. Es de destacar que, en promedio, los países de ingreso medio alto también tienen puntajes mayores, pero con una distribución mucho más dispersa. En general la amplia dispersión de puntajes que hay en los países, desde los de bajos ingresos hasta los de ingreso medio alto, sugiere que, a pesar de una buena correlación entre el aumento del PIB per cápita y el aumento de los puntajes de Nutrición y asistencia médica básica, otros factores distintos del nivel de desarrollo económico afectan significativamente los resultados.

Agua y saneamiento es el único componente de Necesidades Básicas donde 11 países logran una calificación perfecta de 100 puntos. Sin embargo, Agua y saneamiento sigue siendo un problema relevante, particularmente en Níger (4,75), Congo (10,00), Togo (11,33), Madagascar (16,07) y Mozambique (17,36). Y aunque los puntajes promedio para este componente aumentan de manera constante con el PIB, hay una amplia gama de puntajes para países por debajo de los niveles de ingresos altos. La variación de calificaciones para los países de ingreso bajo medio es particularmente amplia. Esto sugiere que los países han asignado muy diferentes prioridades a las inversiones en infraestructura para ofrecer un acceso efectivo a Agua y saneamiento a sus poblaciones.

El componente de Vivienda muestra el puntaje promedio más bajo de Necesidades Básicas. En los treinta países más pobres, menos de la mitad de la población tiene acceso a electricidad, y a viviendas adecuadamente ventiladas con instalaciones básicas para cocinar, lo que resulta en muchas muertes por contaminación del aire en espacios cerrados. Los indicadores de Vivienda se correlacionan bien con el PIB per cápita ya que el crecimiento económico apoya una mejor infraestructura. Sin embargo, la disponibilidad de vivienda asequible tiene poca correlación con el PIB. Los países ricos como Japón y Dinamarca tienen puntajes relativamente elevados, pero también los tienen Tailandia, Uzbekistán y China.

El componente de Seguridad personal muestra una considerable variación en los puntajes para todos los grupos de PIB per cápita, y además una correlación relativamente débil con el PIB. A diferencia de los otros componentes, hay una pronunciada mejora en el puntaje promedio de los países de ingresos medio alto y alto (casi 25 puntos más alto), aunque con grandes variaciones. No está claro a partir de nuestros datos si la seguridad personal permite el crecimiento económico o si el crecimiento económico genera los recursos necesarios para brindar seguridad.

Fundamentos de Bienestar crece en forma menos pronunciada, que las otras dos dimensiones, con el aumento del PIB per cápita (el puntaje promedio de Fundamentos de Bienestar para los países ricos es solo una y media veces mayor que el de los países de bajo ingreso, en comparación con el puntaje promedio de Necesidades Básicas que es más que el doble). Fundamentos de Bienestar en particular comienza a estabilizarse en niveles relativamente bajos de PIB y aumenta solo marginalmente en los países de altos ingresos. Esta menor tasa de crecimiento en los puntajes de Fundamentos de Bienestar con el incremento del ingreso, puede deberse al hecho de que, además de dar beneficios, el progreso económico lleva a nuevos retos, como la obesidad y la degradación del medio ambiente.

El componente de Acceso a conocimientos básicos de Fundamentos de Bienestar tiene un alto puntaje promedio de 83,62 y todos, menos ocho países, tienen puntajes sobre 50. Llama la atención que solo un país de bajo ingreso, Kirguistán, tiene puntajes de más de 90 en este componente. Estos puntajes altos indican que se han logrado grandes avances a nivel mundial en la mejora de la alfabetización y la escolarización en la última década, en parte, como consecuencia de la atención prestada por los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Acceso a información y comunicaciones tiene la correlación más alta con el PIB de todos los componentes (0,82) de Fundamentos de Bienestar. Esto es impulsado en gran medida por el hecho de que el acceso a los teléfonos móviles y la Internet responden al poder adquisitivo de los consumidores. La libertad de prensa, por otra parte, está mucho menos correlacionada con el PIB.

El componente Salud y Bienestar tiene tanto el puntaje máximo con el menor nivel (Japón, con 83,26), como el puntaje mínimo más alto (Kazajstán, con 49,93) respecto al resto de las dimensiones, y muestra poca mejora con el aumento del PIB. Esto refleja el hecho de que algunos indicadores, como la esperanza de vida, tienden a mejorar a medida que los países se desarrollan, y algunos, como la obesidad, tienden a empeorar. Dada la rapidez con que los países están pasando de los desafíos sanitarios de la desnutrición a los de la obesidad, presentando una doble carga en términos de mortalidad y morbilidad, es posible, que con el tiempo veamos a algunos países declinar en Salud y Bienestar a medida que aumenta su PIB.

El componente Sustentabilidad del ecosistema es el menos correlacionado con el PIB. Los puntajes promedio muestran una forma de U: los puntajes para los países de ingresos bajos y medio altos son de un nivel inferior en Sustentabilidad del ecosistema en relación a los puntajes de países de ingresos bajos y altos; mientras que los países de ingresos medianos  muestran la mayor variación en sus puntajes. Esto sugiere que las etapas medias de crecimiento y desarrollo económico están fuertemente asociadas con el deterioro del medio ambiente, pero también con la rapidez con la que los países comienzan a abordar estos problemas a medida que aumentan sus ingresos.

Oportunidades es la dimensión del progreso social menos correlacionada con el PIB per cápita (0,77), lo que no es sorprendente, ya que muchos aspectos de Oportunidades, que abarcan derechos y libertades, no requieren grandes inversiones de recursos. Sin embargo, para los países de bajos ingresos, el estrecho rango de puntajes que observamos sugiere que las posibilidades de Oportunidades se ven limitadas. Si eso es una consecuencia o una causa del nivel de ingreso, esta instantánea de un solo año no servirá para aclararlo. Mientras que para los países de ingresos medios, la posibilidad de tener mayores Oportunidades comienza a ensancharse, y consecuentemente, se encuentran países con desempeños superiores, pero también otros con puntajes inferiores. En países de altos ingresos, Oportunidades crece a una tasa mayor que Fundamentos de Bienestar ante incrementos en el PIB per cápita.

El componente de Derechos personales de Oportunidades tiene el mayor rango en puntajes en todo el Índice, que van desde Nueva Zelanda (98,80) hasta Cuba (2,40). Los puntajes más bajos en Derechos personales son los menores de cualquier componente del Índice. Los puntajes promedio de Derechos personales muestran poco aumento en el rango de los países de bajos ingresos y hasta los países de ingreso alto medio, lo que sugiere que Derechos personales es más afectado por decisiones políticas y arreglos institucionales que solo por los recursos.

El componente de Libertad personal y de elección muestra un aumento constante a medida que aumenta el PIB. Sin embargo, Mauritania, un país con ingreso bajo medio, es el de peor desempeño, con 17,62 puntos. Dejando a un lado este caso atípico, el rango de puntajes en cada nivel de ingreso es sorprendentemente estrecho para un componente que no está causalmente relacionado con el nivel de desempeño económico de los países.

El componente de Tolerancia e inclusión muestra poca variación dentro de los grupos de ingresos bajos, bajos medios y altos medios, pero presenta un gran salto en los puntajes promedio en el nivel de ingresos altos. La dirección de la causalidad en esta relación requiere aún más investigación.

El componente de Acceso a educación superior  tiene el mayor valor atípico en términos de desempeño absoluto: el puntaje de Estados Unidos, de 89,37, está siete puntos por encima de Canadá, que ocupa la segunda posición, y casi doce puntos por encima de Japón, que ocupa la tercera plaza. Hay una amplia dispersión de puntajes en este componente y, como era de esperarse, se encuentra sumamente correlacionado con el PIB (0,80). Los muy bajos puntajes de los países menos desarrollados económicamente pueden reflejar el hecho de que la educación superior no ha sido una prioridad en sus políticas para el desarrollo durante las últimas décadas.

aaConsulte más información del Índice de Progreso Social en nuestra página web.

Nenhum Comentário
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Comentarios

Responder

Añadir un comentario a este post

*